Clara
Clara Apasionada por la informática y el marketing, Clara le dará todos los consejos necesarios para ser la mejor.

Marketing de contenidos y SEO: Una pareja condenada a entenderse

Marketing de contenidos y SEO: Una pareja condenada a entenderse

Marketing de contenidos y SEO: Una pareja condenada a entenderse

Con la llegada y auge del Inbound Marketing como alternativa al marketing tradicional, son muchas las voces críticas con lo que hasta ahora ha sido la optimización para motores de búsqueda (SEO), las mismas que defienden el contenido como pieza fundamental de toda estrategia inbound.

Y, efectivamente, el marketing de contenidos se ha posicionado (nunca mejor dicho) como un elemento clave para lograr el éxito digital.

Pero, para que los contenidos lleguen a ser exitosos, no podemos obviar la importancia del papel que juega el SEO. Igualmente, es hora de admitir la importancia del marketing de contenidos para el SEO ya que, de hecho, podemos afirmar sin género de dudas que se ha convertido en su gran aliado.

Auge del Marketing de Contenidos

Tan sólo hay que realizar una simple búsqueda en Google Trends para entender por qué el marketing de contenidos está en boca de todos.

marketing

Y es que podemos ver cómo desde principios del 2011 el ‘content marketing’ ha ido llamando cada vez más la atención de la gente.

¿Por qué este auge?¿Qué ofrece el marketing de contenidos a las empresas? Algunos de los beneficios que aporta el marketing de contenidos los podemos enumerar en:

  • Posibilidad de convertirse en autoridad en la materia
  • Tráfico de calidad y relacionado con la actividad
  • Engagement
  • Oportunidad de branding
  • Actualización de contenidos del website

Efectivamente, a través de la generación de contenidos de calidad podemos demostrar a los usuarios (no me gusta decir clientes) nuestra competencia sobre la materia que dominamos. Así, tenemos la posibilidad de orientar nuestros contenidos en función de lo que deseamos ofrecer:

  • Instruir: enseñar cómo hacer algo.
  • Informar: ofrecer las últimas noticias de nuestro sector.
  • Crear: elaborar contenidos que supongan un verdadero aporte en algún campo de actividad.

Gracias a nuestra producción, y siempre y cuando ésta posea la suficiente calidad, estaremos obteniendo algo que, en el marketing online actual, es fundamental: engagement.

Es decir, estamos provocando que los usuarios confíen en nosotros, y todo ello porque nos considerarán cercanos a ellos, ya que experimentarán que les estamos ofreciendo recursos que les aportan valor sin que le pidamos ninguna contraprestación. Sin embargo, no debemos olvidar que toda acción de marketing está encaminada a incrementar los beneficios de la empresa.

SEO: el patito feo

Prácticamente desde que se empezó a vislumbrar como disciplina, el SEO ha sido objeto de continuos ataques.

Por un lado tenemos a aquellos que denuncian las malas prácticas del SEO, que han inundado las páginas de resultados de búsqueda (SERP) con referencias a webs que poco o nada tienen que ver con el criterio consultado.

Efectivamente, han sido muchos los que han intentado ‘engañar’ a los motores de búsqueda mediante una serie de técnicas que nada tienen que ver con el objetivo de obtener una World Wide Web de calidad: cloacking, keyword stuffing, directorios, etc.

Este modo de actuar no ha hecho más que desprestigiar a una disciplina cuyo fin está basado en unos valores éticos creíbles y demostrados. No hay más que visitar las webs de algunas empresas obsesionadas con dignificar el SEO: SEOmoz, Distilled, SEOGadget, ILOVESEO, Human Level, SEOCOM, Adrenalina, … Y muchas más.

Por otro lado nos encontramos con algunos ‘poco versados’ (¿poco versados?) en la materia que, sin razón alguna pretenden desprestigiar al SEO matándolo una y otra vez, empeñados en demostrar el poco valor de los resultados obtenidos (cosa que, de hecho, no consiguen demostrar; la efectividad del SEO para atraer tráfico está demostrada con creces).

Los que así consideran al SEO obvian una cuestión básica: el SEO es la disciplina encargada de asegurar unos resultados de búsqueda relevantes, buscando siempre la calidad de estos.

Content Marketing + SEO: Buena pareja

Dicho todo lo anterior, imaginar la existencia de unos contenidos que consigan un tráfico considerable en cantidad y calidad se antoja, si no imposible, sí difícil.

El marketing de contenidos no puede obviar la necesidad de una optimización para alcanzar unas cotas de éxito dignas. De hecho, el SEO debe constituir un elemento clave de toda estrategia de contenidos.

Ya en la fase de planificación de temáticas a elaborar (por ejemplo, una serie de artículos para un blog), la investigación de palabras clave se erige en un paso fundamental para cumplir con las expectativas que los lectores puedan tener de nosotros.

Investigación de palabras clave, optimización on-page, códigos de respuesta, velocidad de carga, linkbuilding, etc. Todos estas técnicas forman parte de un conjunto mayor destinado a atraer tráfico de calidad a los sitios webs.

Pero si los contenidos necesitan del SEO para posicionarse, el SEO también necesita de los contenidos como técnica para decirle a los buscadores que un sitio web se renueva periódicamente y ofrecen esa tan reclamada ‘frescura’.

Al igual que las redes sociales nos ayudan en la difusión de nuestros contenidos, el SEO nos prepara para un correcto posicionamiento de los mismos en los buscadores. Negar el SEO es condenar a nuestros contenidos a un hundimiento profundo en la vorágine de información que encontramos en Internet.